enero 26, 2010

LUIS AMAYA


LA HISTORIA

Luis Fernando Amaya nació el 15 de Febrero de 1939 en la ciudad de Las Varillas Pcia. de Córdoba hijo de Don Facundo Amaya y Sebastiana Rodríguez. Don Facundo Amaya se traslado a la ciudad de Río Tercero a principios de la década del 40 y luego lo acompañaría su familia completa.

Don Facundo Amaya fundaría una compañía que ofrecía un espectáculo de danzas tradicionales y su conjunto de guitarras (ARTE NATIVO). De pequeño Luis bailaba junto a su hermana Raquel (la china) todas las danzas tradicionales, incluso ganó un certamen de malambo a nivel nacional en la ciudad de Laborde. El sonido de las guitarras y el ambiente en donde creció Luis seguramente lo fue inclinando hacia el instrumento con el cual deslumbraría al mundo. Don Facundo estudio en la escuela General Roca, en donde formaría parte de la banda Infanto Juvenil ejecutando el clarinete ya que de pequeño recibió formación musical. Estudiaría teoría y solfeo y también llegaría a destacarse como jugador de fútbol llegando a jugar en Ferrocarril Oeste (Bs. As.).


Los primeros pasos de Luis Amaya sobre la guitarra se los daría su padre Don Facundo y luego ampliara sus conocimientos musicales con Eduardo Santos Gaitán enfermero de la Fabrica Militar de Río Tercero.
Dedicaba al instrumento 10 horas diarias aproximadamente ejecutando Folklore, Música Clásica, Mexicana, Tango, Música Brasilera y Jazz.Luis también jugaría al fútbol en Sportivo 9 de julio pero esa es otra historia.

En una de sus visitas al pueblo de Reducción cerca de Río Cuarto Luís conoce a un pequeño bailarín de aquella zona, el negro Agustín Gómez a quien Luís lo tendría como pupilo guitarrístico y llevaría a integrar talvez uno de los mejores grupos vocales de todos los tiempos dentro de la música folklórica argentina, Los Andariegos. En una de tantas oportunidades de encontrarnos con el negro Gómez cuenta que aquella vez Luís se presentó con un guitarrista brasilero de apellido Aguilar, “Era temible verlo al negro Luís a los 11 años la avanzada técnica con la que tocaba”.
Luís se trasladaría a la ciudad de Córdoba donde formaría parte de una de las orquestas típicas de la época la de Osvaldo Céttolo. En Córdoba conocería a otro gran guitarrista Carlos Lalo Homer. Luego Luís lo llamaría a través de Osbaldo Cetollo para integrar la orquesta ya que Lalo era músico de Eraldo Bosio.
Otro integrante destacado de esta orquesta fue el guitarrista Julio Machuca, reconocido guitarrista dentro del tango y el folklore en la Pcia. De Córdoba. Julio Machuca acompaño a innumerables figuras dentro del tango a nivel nacional. En las presentaciones de grandes valores del tango siempre se buscaban guitarristas que no necesitaran mucho ensayo y ese era Julito Machuca, un músico virtuoso intuitivamente a la hora de improvisar armónica y melódicamente.


Los ensayos dentro de la orquesta duraban aproximadamente 8 horas diarias y luego de los ensayos solían frecuentar las peñas cordobesas funcionando como un trío instrumental durante un buen tiempo. Si se quiere esta fue el primer bosquejo de lo que tiempo después se transformaría en Tres Para El Folklore. Hacia finales del año 1960 Lalo Homer y Luís Amaya deciden abandonar la orquesta y continuar con el Folklore pero aquí se retira Julio Machuca que recién casado y pasando a ocupar el puesto de Lalo o Luís en la Orquesta consiguiendo así un mejor ingreso para su familia recién formada y en espera de su primer hijo decide quedarse en la orquesta de Osbaldo Cettolo. Mientras duro su paso por la orquesta de Cettolo, Luís Amaya también grabó algunos temas junto a un conjunto de Villa Dolores Los Trovadores De San Javier, conjunto de música cuyana integrado por Elías Gómez y el “Chulengo” Ceballos quien ejecutaba el requinto.


Por el año 1959 Luis y Lalo Homer tambien acompañarían a una figura ya consagrada en el folklore nacional Horacio Guarany en el teatro Rivera Indarte. El camino de Luis comenzaba a tomar el rumbo que lo consagraría como un genio. A comienzos de la década del sesenta Luis ya era una figura reconocida en la ciudad de Córdoba, esta década fue muy importante para el folklore y Luis frecuentaba todas las peñas de aquella época como por ejemplo El Alero y El Foro. En esta última conocería a un estudiante de abogacía de la Pcia. De La Rioja Prudencio Chito Zeballos y junto a Lalo Homer formarían una de los grupos folklóricos mas destacados de la época, Tres para el Folklore. Tres para el Folklore debuto el 17 de julio de 1961 por LV2 actuando luego en Radio Nacional. El publico pronto se daría cuenta que estos chicos eran muy distintos y virtuosos, ejecutando sus instrumentos de una manera distinta y arriesgada, llena de nuevas armonías donde no faltaban las disonancias y los contratiempos .Una de las actuaciones fundamentales de esta formación seria la que realizaron el 25 De Enero De 1962 en Cosquín donde fueron aclamados por el publico invitados por el Sr Grimaux ejecutando Pájaro Campana y Guitarrero. El éxito de su presentación en Cosquín los llevo hacia Bs. As. Se presentaron el 21 de Marzo en radio El Mundo.
Apenas llegaron a Bs. As. Actuando en la peña de la señorita Fanny, en Cerrito 34 los escucharon Hugo Díaz y Oscar Valles de Los Cantores del Quilla Huasi.
Fueron estos quienes los presentaron al Sr Belotto director artístico de Philips. De esta reunión el resultado fue que inmediatamente firmaron contrato de grabación con Philips. En septiembre de ese año sale a la venta el primer disco de Tres Para El Folklore, contaba con cuatro piezas instrumentales, Pájaro Campana, Tren Lechero, Pasionaria y Misionera. Si bien Luis sentía una gran admiración por muchos de los grandes del folklore como por ejemplo, Atahualpa Yupanqui, Davalo y Polo Jiménez etc. Buby Fúnes uno de sus íntimos comentó que Luis solía decir que el guitarrista de jazz Oscar Alemán era un espejo en el cual el se miraba. Debutaron en televisión en el programa de Nicolás Mancera para luego presentarse en el programa Casino Philips por Canal 13, La Pulpería de Mandinga por Canal Nueve, la grabación de seis presentaciones especiales para Canal Nueve para la audición titulada “Vivamos Felices” en video-tape y en el programa de Julio Marviz “Contrapunto”. Los Tres para el Folklore acompañaban sus obras con tres guitarras por momentos verdaderamente virtuosas y endiabladas, capaces de enriquecer con sincopas o bellos acordes sus obras, dueños de un gusto increíble y de una capacidad técnica fantástica, ya que Luís Amaya y Lalo también ejecutaban guitarra eléctrica en la orquesta de Osvaldo Céttollo. Tres Para El Folklore grabo dos 33 y un 45, con los siguientes temas : Pájaro Campana , Pasionaria , Misionera , Canaro En Paris, Tren Lechero, Lluvia de Estrellas, Regalito, Acuarela del Río, Zamba en Ti, Sueño de un Pobre, Córdoba Linda, Zamba del Guitarrero.
En su repertorio encontramos obras como: Lo Que Vendrá, A Fuego Lento La Tambora, Cúeca del Reloj, La Engañera, Ciudad, Viva Mil Veces Quien Ama. Solo encontramos un registro de un tema que compuso Luís, era una zamba a la que llamó Dentro en el Verano. También encontramos en algunos artículos de revistas publicados de la época en donde confirman la grabación de A Fuego Lento y Lo Que Vendrá,(revista folklore N 55 ). Se presentaban con frecuencia en el bar de Astor Piazzolla, en donde concurrían a verlos músicos de la talla de Raúl Barboza y Roberto Grela. En una de las giras por la provincia de Mendoza, Luís Amaya comento estar muy contento ya que uno de sus ídolos guitarrísticos los fue a ver las cuatro noches que se presentaron en primera fila, se trataría nada menos que del genial Tito Francia.
Esta sería una de las últimas presentaciones con esta formación ya que se produciría el alejamiento de Chito Zeballos y lo suplantaría Pepete Bertiz, a quien también conocían de las peñas cordobesas y la propuesta de integrar el grupo se realizó en Bs. As. En una de las presentaciones del grupo.
Tres Para El Folklore realizó giras por todo el país, también estuvieron un mes en Chile Y un mes recorriendo todo el Perú. También por Europa y una gira que no se concreto por Estados Unidos a causa de la disolución del grupo.
Allá por el año 1964, se presentó junto a uno de sus grandes amigos Roque Rolando Fúnes (El Buby ) en la inaguración de la televisión de Río Cuarto en el programa “Surco”. Junto a su amigo el “Buby” se presentaron también en varias de las radios más importantes del país como por ejemplo Radio Nacional. (Rolando Fúnes fue cantante de Jazz, Tango y folklore. Compartió escenarios y presentaciones en televisión y radio con figuras de la talla de: Carlos Di Fulvio, Mercedes Sosa, Tres Para El Folklore, Jorge Cafrune, Los Trovadores, Hernán Figueroa Reyes, Atahualpa Yupanqui, Los Indios Tacunau etc. Luego de una gira frustrada por México en el año 1964, el conjunto Los Solareños, del cual era parte se disolvió). A comienzo de 1964 Hernán Figueroa Reyes comienza su carrera solista y el primer simple que salio a la venta contaba con los siguientes temas: Zamba De Usted y Coplas De Soltero, los cuales Hernán grabó con la guitarra de Luis Amaya. También participó en una serie de simples junto a Tutú Campos ex integrante de Los Cantores Del Alba. El Cambá, Azahares Secos, Acuarela Del Río son algunos de los temas que Tomas grabó junto a Luis Amaya. Este año también acompaño la grabación de un Lp junto a Oscar Matus, Armando Tejada Gómez, Rodolfo Medéros (EL Testimonial Del Nuevo Cancionero). Cosquín también lo vió no sólo junto a Tres Para El Folklore y Chito Zeballos, también acompañando a Mercedes Sosa. Para el mes de junio Tres Para El Folklore estaban actuando en la pena El Alero, de la Pcia. De Córdoba y los fueron a visitar Raúl Barboza y José Medina con la inquietud del maestro Ariel Ramírez por incluir en su elenco guitarristas de alto nivel profesional. Ariel Ramírez los escuchó en la casa del hermano menor de Cacho Zambrano, (El Chalchalero) en donde estaban comiendo un asado y Tres Para El Folklore como era de esperar los asombraban con sus increíbles guitarras, Lo demás es historia.
Integraron el elenco que se presentó en el Odeón con la obra bajo el nombre “Otra Vez Folklore”junto con Ariel Ramírez, Jaime Torres, Jorge Cafrune, Los Chalchaleros.
Su participación en la obra comenzaba con el espectáculo en si. En la primera estampa “Payadores en una Pulpería” acompañaban a los cantores Leiva y Navarro. Después aparecían en el cuadro “Cholos y Cholitas” en donde interpretaban varios ritmos del altiplano. También tenían un cuadro a cargo que se llamaba “Virtuosismo y Guitarras” y duraba unos diez minutos en donde el trío demostraba sus cualidades. En Octubre de 1964 participó de una de las obras más importante dentro del folklore argentino, La Misa Criolla. El elenco de músicos que participó de esta obra fue : Bombo y Timbales Domingo Cura, Acordeón Raúl Barboza, Charango Jaime Torres , Bombo y accesorios de percusión Chango Farías Gómez, Guitarras Luís Fernando Amaya, Juancito El Peregrino y José Medina, Contrabajo Alfredo Remus, solistas Los Fronterizos, Director de Grabación Américo Belotto, Coro Cantoría de la Basílica del Socorro, Director Padre Jesús Gabriel Segade, Clavecín y Director General Ariel Ramírez. Esta obra se grabó en muchos idiomas para casi todo el mundo y en el año 1967 realizó una gira por Europa en la cual Luis Amaya estaría convocado. Esta obra se presento en once paiss incluyendo España, Francia, Gran Bretaña, Alemania Occidental, Suiza e Italia, entregándole una copia al papa Pablo XI.
La empresa D.A.E.F.A., con el apoyo del Ministerio de relaciones y Culto logró cumplir con una propuesta de intercambio cultural con la entonces U.R.S.S. y concreto la gira de un espectáculo bajo el nombre de “Baguala” con la dirección de Juan Silbert que integrarían : Los Trovadores, Luís Fernando Amaya, el ballet folklórico de Néstor Pérez Fernández debiendo contar con dos solistas varón y mujer. Para estos puestos se seleccionó a Chito Zeballos y a dos mujeres Mercedes Sosa y Marian Farías Gómez debiendo cumplir el primer ciclo de tres meses Mercedes Sosa y el segundo Ciclo Marián Farías Gómez.
Baguala se presento en 16 Republicas Soviéticas, Polonia, Hungría, Alemania, Italia, Portugal y Estados Unidos. Pero retrocedamos un poco en el tiempo. Después de que Tres Para El Folklore se presentara en el teatro Odeón se desintegraría, ése sería uno de los últimos compromisos importantes del grupo. Lalo Hommer continuaría su carrera junto a Cesar Isella, por su parte Pepete Bertiz grabaría junto a Mercedes Sosa y nuestro querido Luís Amaya grabaría dos discos junto a Chito Zeballos. Estos discos fueron: Soy De Raíz, Voz y Sentir de la Rioja. En ellos Luis demuestra sus cualidades no solo técnicas sino también su visión musical, en donde no faltan el usa de las disonancias, cromatismos sus increíbles armonías etc. acompañados de un existió gusto y su visión vanguardista. Cualquiera que lo escuche solo pude hacerse una pregunta ¿De donde saco tanta información este genio? ¿De donde viene este mounstro? y la respuesta es una sola, era de otro planeta.
Luís Amaya fue un adelantado para su época, fue una escuela viviente de la cual se nutrieron no solo sus contemporáneos aún hoy siguen siendo escuela junto a otros grandes como Lalo Homer, Agustín Gómez, El negro Reyes, Pepete Bertiz, Kelo Palacios, etc. Roberto Tecera fue otro de los cantantes riojano con los cual Luis Amaya grabaría varios simples en donde también participaron Agustín Gómez y Ernesto Villavicencio. Kelo Palacios junto a Luis Amaya realizaron música juntos para el ballet del Chúcaro y Norma Viola.
En estos dos discos y algunos simples que no formaron parte de estos discos Luis grabo junto a Chito catedrales de la guitarra como por ejemplo Zamba de los Mineros, Elegía a Victoria Romero, Nendivei, La Zarateña, La noche de los Amigos, La Atardecida por nombrar algunos. Cabe destacar que Luis Amaya y Chito Zeballos recorrieron todo el mundo representando no solo al folklore de nuestro país en general También gran parte del cancionero Riojano. En sus grabaciones participaban músicos de la talla de: Kelo Palacios, Petete Bertiz, Domingo Cura, Daniel Barrera, Remberto Narváez, Hugo Díaz, Raúl Mercado, Ernesto Villavicencio, Kelo Palacios y por supuesto el querido Negro Agustín Gómez entre otros. Luís compartió gran parte de su carrera con otro gran guitarrista y amigo, Agustín Gómez a quien Luis lo presentaría para tocar con los Andariegos. Juntos y sumado a ellos el negro Ernesto Villavicencio fueron músicos estables de Radio Belgrano por casi dos años .Así este trío acompañaría a casi todas las figuras del folklore nacional y del tango.
También allá por el año 1967 Marian Farias Gómez lanza su primer Lp solista y Luís Amaya grabó una série de simples de los cuales algunos de estos temas formaron parte de este disco.

También grabó junto al querido Raúl Barboza. Ya de regreso en Cosquín Luis era reconocido como uno de Los mejores guitarristas del país dentro del género. Se presentó en aquella oportunidad junto a Chito Zeballos. Luego de su presentación en Cosquín, se presentaría en la Pcia. De La Rioja junto a Chito en el Club Riojano. En aquella oportunidad Luis tocó apoyando una de sus piernas en una silla a causa de los fuertes dolores de los cuales era víctima.
En el mes de Marzo de 1968 se le declara el Sarcoma de Hueso que lo abatiría el 18 de Agosto del mismo año. En los meses que duró su agonía en la ciudad de Córdoba se realizaron numerosas peñas a beneficio, por donde desfilaron la mayoría de las figuras locales y ya consagradas a nivel nacional.
Luis Amaya fue un músico increíble, un verdadero adelantado para su época. Quien sabe hasta donde hubiera crecido su guitarra, ya que solo transitó el camino del folklore unos diez años y apenas tenia 29 años cuando la muerte lo alcanzo. Nació, vivió, creció y murió dedicado a la música, para la cual indudablemente fue concebido.

Fuente: http://www.luisfernandoamaya.com.ar/biografia.html

No hay comentarios: